viernes, 15 de noviembre de 2019

India – Arresto de B. Anuradha y N. Ravi Sharma – Realidad y ficción

por · 14 noviembre, 2019

Golpe en Bolivia liderado por un líder paramilitar fascista, fanático cristiano y millonario con apoyo extranjero — Max Blumenthal y Ben Norton (2ª parte)

Un complot de asesinato vincula el derecho de Bolivia a los fascistas internacionales
En abril de 2009, una unidad especial de los servicios de seguridad bolivianos irrumpió en una habitación de un hotel de lujo y mató a tres hombres que, según se dice, estaban involucrados en un complot para matar a Evo Morales. Otros dos quedaron sueltos. Cuatro de los presuntos conspiradores tenían raíces y vínculos húngaros o croatas con la política de derecha en Europa del Este, mientras que otro era un irlandés de derecha, Michael Dwyer, que solo había llegado a Santa Cruz seis meses antes.
Michael Dwyer, acusado de complot para asesinar, blandiendo sus armas
Se decía que el líder del grupo era un ex periodista izquierdista llamado Eduardo Rosza-Flores que se había vuelto fascista y pertenecía al Opus Dei, culto católico tradicionalista que surgió en España bajo la dictadura de Francisco Franco. De hecho, el nombre en clave que Rosza-Flores asumió en el complot del asesinato fue "Franco", por el fallecido Generalísimo.
Durante la década de 1990, Rosza luchó en nombre del Primer Pelotón Internacional de Croacia, o PIV, en la guerra para segregarse de Yugoslavia. Un periodista croata manifestó a Time que "el PIV era un grupo notorio: el 95% de ellos tenía antecedentes penales, muchos formaban parte de grupos nazis y fascistas, desde Alemania hasta Irlanda".
Para 2009, Rosza regresó a su hogar en Bolivia para una cruzada en nombre de otro movimiento separatista en Santa Cruz. Y fue allí donde lo mataron en un hotel de lujo, sin una fuente aparente de ingresos y una enorme reserva de armas.
Más tarde, el gobierno publicó fotos de Rosza y un co-conspirador posando con sus armas. La publicación de correos electrónicos entre el cabecilla e Istvan Belovai, un ex oficial de inteligencia militar húngaro que sirvió como agente doble para la CIA, cimentó la percepción de que Washington participó en la operación.
Rosza y Dwyer con las armas incautadas en Bolivia
Posteriormente, Marinkovic fue acusado de proporcionar 200.000 dólares a los conspiradores. El oligarca boliviano-croata, que inicialmente huyó a los Estados Unidos, donde se le concedió asilo, y que luego se mudó a Brasil, donde reside en la actualidad, negó cualquier participación en el plan para matar a Morales.
Como informó el periodista Matt Kennard, había otro hilo que vinculaba la trama a los Estados Unidos: la supuesta participación de un líder de una ONG llamado Hugo Achá Melgar.
"Rozsa no vino aquí solo, lo trajeron", dijo a Kennard el investigador principal del gobierno boliviano. "Hugo Achá Melgar lo trajo".
La Fundación de Derechos Humanos desestabiliza a Bolivia
Achá no era solo el jefe de una ONG común y corriente, había fundado la filial boliviana de la Human Rights Foundation (HRF), un equipo internacional de derecha que es conocido por albergar una "escuela para la revolución" para activistas que buscan un cambio de régimen en los estados seleccionados por el gobierno de los Estados Unidos.
HRF está dirigido por Thor Halvorssen Jr., hijo del fallecido oligarca venezolano y activo de la CIA Thor Halvorssen Hellum. Primo primero del veterano conspirador golpista venezolano Leopoldo López, Halvorssen era un ex activista republicano universitario que se posicionó en contra de la corrección política y otros duendes familiares de derecha.
Después de una breve carrera como productor de cine de extrema derecha, en el que supervisó un escandaloso documental "anti-ambientalista" financiado por una corporación minera, Halvorssen cambió de marca como promotor del liberalismo y enemigo del autoritarismo global. Lanzó el HRF con subvenciones de multimillonarios de derecha como Peter Thiel, fundaciones conservadoras y ONG's, incluida Amnistía Internacional. Desde entonces, el grupo ha estado a la vanguardia de la capacitación de activistas para la acción insurreccional desde Hong Kong hasta el Medio Oriente y América Latina.
Aunque Achá recibió asilo en los EEUU, HRF ha seguido impulsando el cambio de régimen en Bolivia. Como Wyatt Reed informó para The Grayzone, el "compañero de libertad" de HRF, Jhanisse Vaca Daza, ayudó a desencadenar la etapa inicial del golpe culpando a Morales por los incendios en el Amazonas que consumieron partes de Bolivia en agosto, movilizando protestas internacionales contra él.
En aquel momento, Daza se hizo pasar por un estudiante "activista ambiental" y de la no violencia que expresó sus preocupaciones en llamamientos moderados para pedir más ayuda internacional a Bolivia. A través de su ONG, Ríos de Pie, ayudó a lanzar el hashtag #SOSBolivia, que señaló la inminente operación de cambio de régimen respaldada por el extranjero.
Cortejando a la derecha regional, preparando el golpe
Mientras Daza de HRF propició protestas ante las embajadas bolivianas en Europa y Estados Unidos, Fernando Camacho permaneció entre bastidores, presionando a los gobiernos de derecha en la región para consagrar el próximo golpe.
En mayo, Camacho se reunió con el presidente de extrema derecha de Colombia, Ivan Duque. Camacho estaba ayudando a encabezar los esfuerzos regionales con el fin de socavar la legitimidad de la presidencia de Evo Morales en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, buscando bloquear su candidatura en las elecciones de octubre.
Camacho con el presidente de Colombia Ivan Duque en Mayo
Ese mismo mes, el agitador boliviano de derecha también se reunió con Ernesto Araújo, canciller de la administración ultraconservadora de Jair Bolsonaro en Brasil. En dicha reunión, Camacho se aseguró con éxito el respaldo de Bolsonaro para el cambio de régimen en Bolivia.
Este 10 de noviembre, Araújo apoyó con entusiasmo la expulsión de Morales, declarando que "Brasil apoyará la transición democrática y constitucional" en el país.
Después, en agosto, dos meses antes de las elecciones presidenciales de Bolivia, Camacho se reunió con funcionarios del régimen golpista de Venezuela designado por Estados Unidos. Entre ellos, Gustavo Tarre, el falso embajador venezolano de Guaidó en la OEA, que anteriormente trabajó en el grupo de expertos del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) en Washington. Tras la reunión, Camacho tuiteó su agradecimiento a los golpistas venezolanos, así como a Colombia y Brasil.
Mesa y Camacho: un matrimonio de conveniencia capitalista
De vuelta en Bolivia, Carlos Mesa ocupó el centro de atención como candidato presidencial de la oposición.
Su imagen erudita y sus propuestas de política centrista lo ubican en un universo político aparentemente alternativo de los derechistas que escupen fuego como Camacho y Marinkovic. Para ellos, él era un líder conveniente y un candidato aceptable que prometió defender sus intereses económicos.
"Puede ser que no sea mi favorito, pero voy a votar por él, porque no quiero a Evo", manifestó Marinkovic a un periódico argentino de derecha cinco días antes de las elecciones.
De hecho, fueron los pragmáticos intereses financieros de Camacho los que parecieron necesitar su apoyo a Mesa.
La familia Camacho ha formado un cartel de gas natural en Santa Cruz. Como informó el medio boliviano Primera Línea, el padre de Luis Fernando Camacho, José Luis, era dueño de una compañía llamada Sergas que distribuía gas en la ciudad; su tío, Enrique, controlaba Socre, la compañía que administraba las instalaciones locales de producción de gas; y su primo, Cristian, que controla otro distribuidor local de gas llamado Controgas.
Según Primera Linea, la familia Camacho estaba usando el Comité Pro-Santa Cruz como un arma política para instalar a Carlos Mesa en el poder y garantizar la restauración de su imperio comercial.
Mesa tiene una historia bien documentada de facilitar los objetivos de las empresas transnacionales a expensas de la población de su propio país. El político neoliberal y personalidad de los medios sirvió como vicepresidente cuando el presidente Gonzalo "Goni" Sánchez de Lozada, respaldado por Estados Unidos, provocó protestas masivas con su plan de 2003 urdido para permitir que un consorcio de corporaciones multinacionales exportaran el gas natural del país a los Estados Unidos a través de un puerto chileno.
Las fuerzas de seguridad de Bolivia entrenadas en los Estados Unidos se enfrentaron a las grandes protestas con una brutal represión. Tras presidir el asesinato de 70 manifestantes desarmados, Sánchez de Lozada huyó a Miami y fue sucedido por Mesa.
En 2005, Mesa también fue expulsado por grandes manifestaciones motivadas por su protección de las empresas privatizadas de gas natural. Con su fallecimiento, la elección de Morales y el surgimiento de los movimientos indígenas socialistas y rurales se perfilaban ya el horizonte.
Los cables del gobierno de los Estados Unidos publicados por WikiLeaks muestran que, después de su destitución, Mesa continuó la correspondencia regular con funcionarios estadounidenses. Un memorando de 2008 de la embajada de Estados Unidos en Bolivia reveló que Washington estaba conspirando con políticos de la oposición en el período previo a las elecciones presidenciales de 2009, con la esperanza de socavar y finalmente desbancar a Morales.
La nota señalaba que Mesa se había reunido con el Encargado de Negocios de la embajada de los Estados Unidos y les había dicho en privado que planeaba postularse para presidente. El cable recordó: “Mesa nos dijo que su partido será ideológicamente similar a un partido socialdemócrata y que esperaba fortalecer los lazos con el partido Demócrata. 'No tenemos nada en contra del partido Republicano, y de hecho hemos recibido apoyo del IRI (Instituto Republicano Internacional) en el pasado, pero creemos que compartimos más ideología con los demócratas', agregó”.
Hoy, Mesa desempeña un cargo como "experto" interno en el Diálogo Interamericano, grupo de expertos neoliberal con sede en Washington que se centra en América Latina. Uno de los principales donantes del Diálogo es la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), subsidiaria del Departamento de Estado que estuvo expuesta en cables diplomáticos clasificados publicados en Wikileaks por dirigir estratégicamente millones de dólares a grupos de oposición, incluidos aquellos "opuestos a la visión de Evo Morales para Comunidades indígenas".
Otros principales financiadores del Diálogo incluyen titanes petroleros como Chevron y ExxonMobil; Bechtel, que inspiró las protestas iniciales contra la administración en la que sirvió Mesa; el Banco Interamericano de Desarrollo, que se ha opuesto enérgicamente a las políticas de orientación socialista de Morales; y la Organización de Estados Americanos (OEA), que ayudó a deslegitimar la victoria de reelección de Morales con dudosas afirmaciones de recuentos de votos irregulares.
Rematando el trabajo
Cuando en octubre Carlos Mesa desencadenó protestas en todo el país al acusar al gobierno de Evo Morales de cometer fraude electoral, el incendiario lema de la ultra derecha aclamada por sus seguidores "Macho Camacho" surgió de las sombras. Detrás de él estaba la fuerza de choque separatista incondicional que lideró en Santa Cruz.
Mesa se desvaneció en la distancia cuando Camacho emergió como la auténtica cara del golpe, uniendo sus fuerzas con la retórica intransigente y la simbología fascista que define a la paramilitar Unión Juvenil Cruceñista.
Cuando declaró la victoria sobre Morales, Camacho exhortó a sus seguidores a "terminar el trabajo, comenzar las elecciones, comenzar a juzgar a los criminales del gobierno, meterlos en la cárcel".
Mientras tanto, en Washington, la administración Trump emitió una declaración oficial celebrando el golpe de estado de Bolivia, declarando que "la partida de Morales preserva la democracia".
____________________________________________






jueves, 14 de noviembre de 2019

Golpe en Bolivia liderado por un líder paramilitar fascista, fanático cristiano y millonario con apoyo extranjero — Max Blumenthal y Ben Norton (1ª parte)



The Grayzone 12/11/2019
Traducción del inglés: Arrezafe
El líder golpista boliviano Luis Fernando Camacho es un multimillonario de extrema derecha que surgió de los movimientos fascistas en la región de Santa Cruz, donde Estados Unidos ha alentado el separatismo. Ha solicitado el apoyo de Colombia, de Brasil y de la oposición venezolana.
Cuando Luis Fernando Camacho irrumpió en el abandonado palacio presidencial de Bolivia, en las horas posteriores a la repentina renuncia del presidente Evo Morales el 10 de noviembre, mostró al mundo facción del país que está en desacuerdo con el espíritu plurinacional que su depuesto líder socialista e indígena había propiciado.
Con una Biblia en una mano y una bandera nacional en la otra, Camacho inclinó su cabeza en oración sobre el sello presidencial, cumpliendo su juramento de purgar al país de la herencia indígena del gobierno y "devolver a Dios el palacio quemado".
"Pachamama nunca volverá al palacio", dijo, refiriéndose al espíritu andino de la Madre Tierra. "Bolivia le pertenece a Cristo".
El lider y opositor de ultraderecha Luis Fernando Camacho
ante una biblia en el Palacio Presidencial tras el golpe

La oposición de extrema derecha boliviana había derrocado al presidente izquierdista Evo Morales ese día, siguiendo las demandas del liderazgo militar del país de que renunciara.
Prácticamente desconocido fuera de su país, en el que nunca había ganado una elección democrática, Camacho se lanzó al vacío. Es un poderoso multimillonario nombrado en los Papeles de Panamá, y un fundamentalista cristiano ultraconservador preparado por un paramilitar fascista conocido por su violencia racista, con una base en la rica región separatista boliviana de Santa Cruz.
Camacho proviene de una familia de élites corporativas que durante mucho tiempo se han beneficiado de las abundantes reservas de gas natural de Bolivia. Su familia perdió parte de su riqueza cuando Morales nacionalizó los recursos del país para financiar sus vastos programas sociales, que redujeron la pobreza en un 42 por ciento y la pobreza extrema en un 60 por ciento.
En el período previo al golpe, Camacho se reunió con líderes de gobiernos de derecha en la región para discutir sus planes destinados a desestabilizar a Morales. Dos meses antes del golpe de Estado, twitteó agradecido: “Gracias Colombia! ¡Gracias, Venezuela!”, exclamó quitándose el sombrero ante la operación golpista de Juan Guaido. También reconoció al gobierno de extrema derecha de Jair Bolsonaro, declarando: "¡Gracias Brasil!"
Camacho había pasado años liderando una organización separatista abiertamente fascista llamada Unión Juvenil Cruceñista. Grayzone editó los siguientes clips de un documental histórico promocional que el grupo publicó en sus propias cuentas de redes sociales:
Mientras Camacho y sus fuerzas de extrema derecha sirvieron como el músculo detrás del golpe, sus aliados políticos esperaron para cosechar los beneficios.
El candidato presidencial que la oposición de Bolivia había presentado en las elecciones de octubre, Carlos Mesa, es un privatizador "pro-empresarial" con amplios vínculos en Washington. Los cables del gobierno de EEUU, publicados por WikiLeaks, revelan que mantuvo correspondencia regular con funcionarios estadounidenses en sus esfuerzos por desestabilizar a Morales.
Actualmente, Mesa figura como experto en el Diálogo Interamericano, un grupo de expertos con sede en DC financiado por USAID, el brazo de poder blando del gobierno de EEUU, en varios gigantes petroleros y en una gran número de corporaciones multinacionales activas en América Latina.
Evo Morales, un ex agricultor que se dio a conocer en los movimientos sociales antes de convertirse en el líder del poderoso partido político de base, Movimiento Hacia el Socialismo (MAS), fue el primer líder indígena de Bolivia. Muy popular en las importantes comunidades nativas y campesinas del país, ganó numerosas elecciones y referendos democráticos durante un período de 13 años, a menudo con mayorías.
El 20 de octubre, Morales ganó la reelección por más de 600,000 votos, lo que le dio un poco más del margen del 10 por ciento necesario para derrotar al candidato presidencial opositor Mesa en la primera vuelta.
Los expertos, que hicieron un análisis estadístico de los datos de votación públicamente disponibles en Bolivia, no encontraron evidencia de irregularidades o fraude. Pero la oposición afirmó lo contrario y salió a las calles en semanas de protestas y disturbios.
Los acontecimientos que precipitaron la renuncia de Morales fueron indiscutiblemente violentos. Las pandillas opositoras de derecha atacaron a numerosos políticos electos del partido gobernante izquierdista MAS. Luego saquearon la casa del presidente Morales, mientras incendiaron las casas de varios otros altos funcionarios. Los familiares de algunos políticos fueron secuestrados y retenidos como rehenes hasta que renunciaron. Una mujer alcalde socialista fue torturada públicamente por un grupo de mafiosos.
Tras la salida forzada de Morales, los golpistas arrestaron al presidente y al vicepresidente del cuerpo electoral del gobierno y obligaron a los otros funcionarios de la organización a renunciar. Los seguidores de Camacho procedieron a quemar banderas de Wiphala que simbolizan la población indígena del país y la visión plurinacional de Morales.
La Organización de Estados Americanos, una organización pro-estadounidense fundada por Washington durante la Guerra Fría como una alianza de países anticomunistas de derecha en América Latina, ayudó a sellar el golpe boliviano. Exigió nuevas elecciones, alegando que hubo numerosas irregularidades en la votación del 20 de octubre, sin citar ninguna evidencia. Luego, la OEA permaneció en silencio cuando Morales fue derrocado por su ejército y los funcionarios de su partido fueron atacados y obligados violentamente a renunciar.
Al día siguiente, la Casa Blanca de Donald Trump alabó con entusiasmo el golpe, y lo proclamó como un "momento significativo para la democracia" y una "señal fuerte para los regímenes ilegítimos en Venezuela y Nicaragua".
Emergiendo de las sombras para liderar un violento golpe de extrema derecha
Mientras que Carlos Mesa condenó tímidamente la violencia de la oposición, Camacho la incitó, ignorando los llamados a una auditoría internacional de las elecciones y enfatizando su demanda maximalista de purgar a todos los partidarios de Morales del gobierno. Era el verdadero rostro de la oposición, oculto durante meses detrás de la figura moderada de Mesa.
Camacho, un empresario multimillonario de 40 años del bastión separatista de Santa Cruz, nunca se postuló para un cargo. Al igual que el líder golpista venezolano Juan Guaidó, de quien más del 80 por ciento de los venezolanos nunca había oído hablar hasta que el gobierno de EEUU lo ungió como supuesto "presidente", Camacho era una figura oscura hasta que el intento de golpe en Bolivia dio en el blanco.
Primero creó su cuenta de Twitter el 27 de mayo de 2019. Durante meses, sus tweets fueron ignorados, generando no más de tres o cuatro retweets y 'me gusta'. Antes de las elecciones, Camacho no tenía un artículo de Wikipedia, y había pocos perfiles reflejados en los medios en español o inglés.
Camacho hizo un llamado a una huelga el 9 de julio, publicando vídeos en Twitter que obtuvieron poco más de 20 visitas. El objetivo de la huelga era tratar de forzar la renuncia del órgano electoral del gobierno boliviano, el Tribunal Supremo Electoral (TSE). En otras palabras, Camacho estaba presionando a las autoridades electorales del gobierno para que renunciaran más de tres meses antes de las elecciones presidenciales.
No fue hasta después de las elecciones que Camacho se convirtió en el centro de atención y se convirtió en una celebridad por los conglomerados de medios corporativos como la red local de derecha Unitel, Telemundo y CNN en Español.
De repente, los tweets de Camacho que pedían la renuncia de Morales se iluminaban con miles de retweets. La maquinaria golpista había sido activada.
Los principales medios como el New York Times y Reuters siguieron ungiendo al Camacho no electo como el "líder" de la oposición boliviana. Pero incluso mientras atraía la atención internacional, se omitieron factores clave de los antecedentes del activista de extrema derecha.
No se mencionaron las conexiones profundas y bien establecidas de Camacho con los paramilitares extremistas cristianos, conocidos por la violencia racista y los carteles comerciales locales, así como por los gobiernos de derecha en toda la región.
Fue en los paramilitares fascistas y en la atmósfera separatista de Santa Cruz donde se formaron las políticas de Camacho y donde se definieron los contornos ideológicos del golpe.
Perfil de un paramilitar fascista de estilo franquista
Luis Fernando Camacho fue preparado por la Unión Juvenil Cruceñista, o Unión Juvenil de Santa Cruz (UJC), una organización paramilitar fascista que ha sido vinculada a los complots de asesinato contra Morales. El grupo es conocido por agredir a izquierdistas, campesinos indígenas y periodistas, además de defender una ideología profundamente racista y homofóbica.
Desde que Morales asumió el cargo en 2006, la UJC ha hecho campaña para separarse de un país que, según los miembros de la UJC, había sido superado por una “satánica masa indígena”.
El UJC es el equivalente boliviano de la Falange de España, el RSS supremacista hindú de la India y el batallón neonazi Azov de Ucrania. Su símbolo es una cruz verde que tiene fuertes similitudes con logotipos de movimientos fascistas en todo Occidente, y se sabe que sus miembros utilizan saludos 'Sieg Heil' al estilo nazi.
Incluso la embajada de Estados Unidos en Bolivia describió a los miembros de la UJC como "racistas" y "militantes", señalando que "han atacado con frecuencia a personas e instalaciones pro-MAS / gubernamentales".
Tras visitar a miembros de la UJC en 2007, el periodista Benjamin Dangl los describió como los "nudillos de bronce" del movimiento separatista de Santa Cruz. "La Unión Juvenil es conocida por golpear y azotar a los campesinos que marchan por la nacionalización del gas, arrojar piedras a los estudiantes que se organizan contra la autonomía, arrojar cócteles molotov en la estación de televisión estatal y asaltar brutalmente a miembros del movimiento sin tierra que luchan contra los monopolios de la tierra", escribió Dangl.
"Cuando tengamos que defender nuestra cultura por la fuerza, lo haremos", dijo un líder de la UJC a Dangl. "La defensa de la libertad es más importante que la vida".
Camacho fue elegido vicepresidente de la UJC en 2002, cuando tenía solo 23 años. Abandonó la organización dos años después para construir el imperio comercial de su familia y ascender en las filas del Comité Pro-Santa Cruz. En dicha organización fue tutelado por una de las figuras más poderosas del movimiento separatista, un oligarca boliviano-croata llamado Branko Marinkovic.
En agosto, Camacho tuiteó una foto con su "gran amigo", Marinkovic. Esta amistad fue crucial para establecer las credenciales del activista de derecha y forjar las bases del golpe que se formaría tres meses después.
El padrino croata de Camacho y propulsor de poder separatista
Branko Marinkovic es un importante terrateniente que aumentó su apoyo a la oposición de derecha después de que algunas de sus tierras fueran nacionalizadas por el gobierno de Evo Morales. Como presidente del Comité Pro-Santa Cruz, supervisó las operaciones del motor principal del separatismo en Bolivia.
En una carta de 2008 a Marinkovic, la Federación Internacional de Derechos Humanos denunció al comité como "actor y promotor del racismo y la violencia en Bolivia".
El grupo de derechos humanos agregó que "condena la actitud y los discursos secesionistas, sindicalistas y racistas, así como los llamados a la desobediencia militar, de los cuales el Comité Cívico Pro-Santa Cruz es uno de los principales promotores".
En 2013, el periodista Matt Kennard informó que el gobierno de los Estados Unidos estaba trabajando en estrecha colaboración con el Comité Pro-Santa Cruz para alentar la balcanización de Bolivia y socavar a Morales. "Lo que ellos [EEUU] presentaron fue cómo podrían fortalecer los canales de comunicación", dijo el vicepresidente del comité a Kennard. "La embajada dijo que nos ayudarían en nuestro trabajo de comunicación y que tienen una serie de publicaciones en las que exponían sus ideas".
En un perfil de 2008 de Marinkovic, el New York Times reconoció las corrientes subterráneas extremistas del movimiento separatista de Santa Cruz que presidió el oligarca. Describió el área como "un bastión de grupos abiertamente xenófobos como la Falange Socialista Boliviana, cuyo saludo de la mano se inspira en la Falange fascista del ex dictador español Franco".
La Falange Socialista Boliviana fue un grupo fascista que proporcionó refugio seguro al criminal de guerra nazi Klaus Barbie durante la Guerra Fría. Experto en tortura de la Gestapo, Barbie fue reutilizado por la CIA a través de su programa Operación Cóndor para ayudar a exterminar el comunismo en todo el continente. (A pesar de su nombre anticuado, como los nacionalsocialistas alemanes, este grupo extremista de extrema derecha era violentamente antiizquierdista, comprometido a matar a los socialistas).
La Falange boliviana llegó al poder en 1971 cuando su líder, el general Hugo Banzer Suárez, derrocó al gobierno izquierdista del general Juan José Torres Gonzales. El gobierno de Gonzales enfureció a los líderes empresariales al nacionalizar las industrias y provocó la hostilidad de Washington al expulsar al Cuerpo de Paz, que consideraba un instrumento de penetración de la CIA. La administración de Nixon, con los brazos abiertos, le dio inmediatamente la bienvenida a Banzer y lo celebró como un baluarte clave contra la propagación del socialismo en la región. (Un despacho especialmente irónico de 1973 aparece en Wikileaks mostrando al Secretario de Estado Henry Kissinger agradeciendo a Banzer por felicitarlo por su Premio Nobel de la Paz).
El legado golpista del movimiento persistió durante la era de Morales a través de organizaciones como la UJC y figuras como Marinkovic y Camacho.
The Times señaló que Marinkovic también apoyó las actividades de la UJC, describiendo al grupo fascista como "un brazo casi independiente del comité dirigido por el Sr. Marinkovic". En una entrevista al periódico estadounidense, un miembro de la junta de la UJC manifestó: "Protegeremos a Branko con nuestras propias vidas".
Marinkovic ha defendido el tipo de retórica nacionalista cristiana familiar para las organizaciones de extrema derecha de Santa Cruz, llamando, por ejemplo, a una “cruzada por la verdad" e insistiendo en que Dios está de su lado.
La familia del oligarca proviene de Croacia, donde tiene doble ciudadanía. Marinkovic ha sido perseguido por los rumores de que los miembros de su familia estuvieron involucrados en el poderoso movimiento fascista Ustashe del país.
El Ustashe colaboró abiertamente con los ocupantes nazis alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Sus sucesores volvieron al poder después de que Croacia declarara su independencia de la ex Yugoslavia, un antiguo país socialista que fue balcanizado intencionalmente por una guerra de la OTAN, de la misma manera que Marinkovic esperaba que Bolivia lo fuera.
Adolph Hitler con el fundador del Ustashe, Pavelić en 1941

Marinkovic niega que su familia fuera parte de la Ustashe. Afirmó en una entrevista con el New York Times que su padre luchó contra los nazis.
Pero incluso algunos de sus simpatizantes son escépticos. Un analista de los Balcanes de la firma de inteligencia privada Stratfor, que trabaja en estrecha colaboración con el gobierno de los EEUU y es conocida popularmente como la "CIA en la sombra", produjo un perfil general sobre Marinkovic, especulando: "Todavía no conozco su historia completa, pero yo Apostaría mucho $$$ que los padres de este tipo son de primera generación (su nombre es demasiado eslavo) y que eran simpatizantes de Ustashe (léase: nazis) que huían de los comunistas de Tito después de la Primera Guerra Mundial”.
El analista de Stratfor extrajo un artículo de 2006 del periodista Christian Parenti, que había visitado a Marinkovic en su rancho en Santa Cruz. La "reforma agraria de Evo Morales podría conducir a una guerra civil", advirtió Marinkovic a Parenti en el inglés con acento tejano que aprendió mientras estudiaba en la Universidad de Texas, Houston.
Hoy, Marinkovic es un ferviente partidario del líder de extrema derecha de Brasil Jair Bolsonaro, cuya única queja sobre el dictador chileno Augusto Pinochet fue que "no mató lo suficiente".
Marinkovic también es un admirador público de la oposición de extrema derecha de Venezuela. "Todos somos Leopoldo", tuiteó en apoyo de Leopoldo López, quien ha estado involucrado en numerosos intentos de golpe de estado contra el gobierno de izquierda electo de Venezuela.
Si bien Marinkovic negó cualquier papel en la actividad militante armada en su entrevista con Parenti, en 2008 fue acusado de desempeñar un papel central en un intento de asesinar a Morales y sus aliados del partido Movimiento hacia el Socialismo.
Le dijo al New York Times menos de dos años antes de que se desarrollara el complot: “Si no hay una mediación internacional legítima en nuestra crisis, habrá confrontación. Y desafortunadamente, será sangriento y doloroso para todos los bolivianos”.


BOLIVIA: La autoproclamada presidenta posesionó al nuevo alto mando militar ante un crucifijo


 Toma de posición de los gorilas ante la cruz.

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez, tomo este miércoles la decisión de nombrar un Alto Mando Militar en periodo de transición, como primera medida al día siguiente de asumir el cargo.
Añez asumió la Presidencia el martes, después de que Evo Morales renunciara el domingo ante una recomendación de los militares, debido a un informe de la OEA en el que se denunciaban graves irregularidades en los comicios del 20 de octubre, en los que fue reelegido para un cuarto mandato.
La presidenta posesionó hoy al general del Ejército Carlos Orellana como comandante de las Fuerzas Armadas, en un acto realizado en el Palacio de Gobierno de La Paz, donde desde agosto del año pasado no se realizan actos oficiales.
También asumieron la dirección del Ejército el general Iván Patricio Rioja, de la Fuerza Aérea Boliviana el general Ciro Orlando Álvarez Armada y de la Armada Boliviana el contraalmirante Moisés Orlando Mejía Heredia.
El acto de juramento se enmarcó en un protocolo en el que se repuso un crucifijo y dos cirios junto a la Constitución de Bolivia, a pesar de que se en ella se establece de que el Estado boliviano es laico.
Al momento de asumir esa responsabilidad, el nuevo comandante de las Fuerzas Armadas, Carlos Orellana, llamó ‘a la calma a toda la población de Bolivia’ para que se depongan actitudes ‘intransigentes’.
En las últimas jornadas varios grupos, principalmente los que han rechazado la renuncia de Evo Morales, se han visto envueltos en algunos actos en los que se han destruido dependencias públicas y privadas.
Esos enfrentamientos se produjeron ciudades como La Paz, El Alto y Cochabamba entre partidarios y detractores de Morales y durante todo el conflicto se reportaron ocho muertos y 508 heridos.
Durante su alocución, el comandante saliente, Williams Kaliman, recalcó que las decisiones que asumió durante el periodo de crisis, así como la sugerencia de la renuncia de Morales, se enmarcaron ‘estrictamente’ en la Constitución y poniendo por sobre todo ‘el respeto a la vida’.
Al mando de Kaliman los militares decidieron salir a las calles en la noche del pasado lunes, al pedirles apoyo la Policía por verse desbordada frente a grupos armados en una ola de violencia desatada en el país tras anunciar Evo Morales su renuncia.
A su turno, la presidenta interina boliviana aseguró que este nuevo Alto Mando Militar de transición asume esa responsabilidad ‘en un momento crucial’ y que en la designación de cada miembro respetó la ‘institucionalidad’ de las Fuerzas Armadas con la designación de los mejor preparados.
Finalmente, agradeció a los militares del Alto Mando saliente ‘anteponer el imperio de la Constitución y de la vida de nuestros ciudadanos’ durante las jornadas de conflicto que derivaron en la salida de Morales del Gobierno de Bolivia.

FRANCIA: Pesar por el fallecimiento de la camarada Catherine


Notre Parti a appris avec douleur le décès de la camarade Catherine, emportée par la maladie. Engagée dans toutes les luttes, exemple vivant que nos combats sont vivaces et prolongés malgré les hauts et les bas, notre camarade Catherine était une militante sincère et dévouée qui a beaucoup appris aux nouvelles et nouveaux partisans qui ont emprunté son chemin. Engagée à nos côtés pour la libération de Georges Ibrahim Abdallah, nous partageons pleinement le communiqué du Comité pour la Libération de Georges Ibrahim Abdallah :
Infatigable militante au sein de multiples organisations antifascistes, antiracistes, anticapitalistes et anti-impérialistes, soutien de la première heure aux luttes des Sans-Papiers et des Migrants, Catherine Grupper est notre soeur de lutte de longue date.
Le Collectif pour la Libération de Georges Ibrahim Abdallah, très attristé, adresse ses affectueuses pensées militantes à son compagnon, à sa famille et à ses nombreux camarades et ami·e·s.
Catherine est et restera éternellement de nos luttes et de tous nos combats.
Notre Parti adresse ses condoléances les plus sincères à ses camarades de lutte et à ses proches.
 
Une étoile rouge ne meurt jamais !

miércoles, 13 de noviembre de 2019

INDIA: Fuerzas represivas arrestan a una pareja acusadas de cuadros maoístas en Hyderabad.

 
correovermello-noticias
New Delhi, 13..11.19
Según medios de la prensa india, la policía de Hyderabad arresto a una pareja que se encontraba en libertad condicional, acusados de ser cuadros superiores del clandestino Partido Comunista de la India (maoísta).
Se trata de los camaradas Narla Ravi Sharma (54) y Bellapu Anuradha (56). La policía confiscó literatura maoísta incriminatoria y tres computadoras portátiles, lapiceros y tarjetas de memoria y correspondencia con los maoístas, desde su casa en Mansoorabad, donde han estado alojados desde junio de este año. Sharma fue considerado un experto en tácticas militares en los círculos maoístas. La policía dijo que la pareja estuvo asociada con actividades maoístas en el Estado.

CHILE: Lo Hermida: Jornada de cruenta represión y corajuda lucha.

 

LO HERMIDA: JORNADA DE CRUENTA REPRESIÓN Y CORAJUDA LUCHA


Hace días los vecinos de Lo Hermida y la Villa Cousiño en Peñalolén estaban siendo acosados por carabineros. El jueves 7 de noviembre se realizó una marcha en el interior de las poblaciones y desde el cielo cayeron bombas químicas y balines. El impacto de las bombas incendió algunas viviendas, eran carabineros que disparaban desde altura, montados en helicópteros desde los que asediaban a los pobladores.

Ayer lunes 11 de noviembre de 2019, cerca de las 6 de la mañana unos 300 vecinos del comité de vivienda Luchadores de Lo Hermida, realizaron una toma simbólica en los amplios terrenos de las viñas en las cercanías de la población Villa Cousiño, a la altura del metro Los Presidentes. En esta toma, no se registraron heridos ni detenidos.
Horas después, a eso de las 10:00 – 11:00 de la mañana, las fuerzas de protección de la propiedad privada, se parapetaban en lo que quedaba de la pandereta que divide la calle los Presidentes, esa división de una larga línea entre la clase obrera que habita blocks de escasos metros cuadrados y los extensos viñedos de varias hectáreas. En la calle Los Presidentes a la altura de calle Caracas, se iniciaron enfrentamientos entre los vecinos y carabineros. Los uniformados se llevaron alrededor de cuatro detenidos.
A eso de las 15:00 – 16:00 horas, hacia la cordillera de la estación de metro Los Presidentes, carabineros entró violentamente a los block de dicha calle. Mientras subían por los departamentos, quebraron ventanas y amenazaron a los vecinos. Varios videos fueron registrados por los vecinos, donde se muestra que carabineros enseñaron sus armas de fuego para amedrentar a quienes les gritaban para que se fueran y se observan varias detenciones al interior de los blocks en los que el maltrato y la violencia de los uniformados es desmedida, sin importar la presencia de adultos mayores y niños.
Hacía pocos minutos, Leandro Montero (23) había vuelto de recoger cachureos en su triciclo. Abajo del block, los pacos rompieron su triciclo de reciclaje. Subieron para ingresar a su departamento, donde lanzaron por la ventana varias bombas lacrimógenas y luego forzaron la puerta y la rompieron. Irían tras los dos hermanos: Leandro y Aylin Martínez (21). Una vez adentro del departamento, desplegaron todo su abuso de poder, rompiendo la mesa, las sillas, las puertas de todas las habitaciones y hasta el televisor. Su madre, la señora Paulina Martínez, comenzó a grabar con su teléfono y se opuso a la detención de sus hijos, por lo que la agarraron de los brazos quebrándole muñeca y codo, todo para quitarle el celular. Dándole golpes en la cara, rompieron además su mandíbula. Luego de golpearla, la dejaron ahí ensangrentada, con una fractura expuesta en su brazo y tras amenazar con un cuchillo de su mismo hogar a los jóvenes, se los llevaron. La señora Paulina fue llevada por vecinos al CESFAM Gerardo Whelan, donde fue derivada de urgencia al hospital Salvador. Ahora se encuentra a la espera de una operación, ya que deberá hacerse una cirugía para insertar una placa de acero en su brazo fracturado.
En un inicio se dijo que Aylin se encontraba embarazada, lo que más tarde fue desmentido por su hermana. La información recabada hasta ahora indica que Leandro está siendo acusado de porte de arma blanca y amenaza de muerte, mientras Aylin de desórdenes graves, amenaza de muerte y lanzamiento de objeto contundente. Ambos son llevados a la subcomisaría de Peñalolén.
Mientras, en la subcomisaría de Peñalolén, dos egresadas de derecho, una integrante de la comisión de derechos humanos y otra del piquete jurídico de la Universidad de Chile, llevan horas solicitando información de los detenidos, junto a familiares de las personas detenidas. En un inicio carabineros les negó el ingreso a los familiares a la comisaría, quienes estuvieron en la calle y sin información certera del estado de los detenidos.
Las egresadas de derecho denunciaron que les negaron acceso al registro público y que carabineros, con su característico actuar negligente se han burlado de los familiares ahí presentes. Los policías dicen que los detenidos se encuentran constatando lesiones y entregan información contradictoria, ya que mientras algunos uniformados indican que los detenidos se quedarán en dicha subcomisaría, otros dicen que serán trasladados a la comisaría n°43 de Peñalolén.
En horas de la tarde, se esperaba la llegada de algún abogado para apresurar la entrega de información certera de la institución que resguarda los intereses de este viejo Estado. Esta información fue entregada sólo cuando llegó personal del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), varias horas después de las detenciones.
Ian Cabello, uno de los detenidos venía de vuelta de su trabajo de jornal ya que por el día de ayer los dejaron salir más temprano. Sólo por encontrarse en el lugar, carabineros no le permitió subir al block donde vive, desde donde lo bajaron y lo golpearon brutalmente. Hasta el momento sus familiares desconocen cuál es su estado después de la golpiza.
El menor de edad C.A. (16), constató lesiones por golpiza de carabineros, quedando policontuso en su antebrazo y pierna izquierda. Este medio tuvo acceso al informe emitido por la urgencia que lo atendió, en donde se indica que el joven acusa que fue atropellado por parte de carabineros además de las golpizas. Luego de la atención de urgencias el joven fue calificado con lesiones de carácter leve y derivado a carabineros para realizar su detención, quienes lo estarían acusando por desórdenes graves.
Algunos de los detenidos se encontraban en horas de la tarde en la subcomisaría 43 de Peñalolén y otros en la comisaría 43 de Peñalolén, se desconoce el número y su estado.
Información entregada por familiares y vecinos indican que además de los mencionados, se encuentran detenidos:
  • Oscar Haeger Ramírez (25) quien sería acusado de maltrato de obra a carabineros en servicio y desórdenes graves.
  • Belarmino Cea Gallego (51) quien sería acusado de desórdenes graves
  • Jonathan Herrera (26), quien sería acusado de acusado de desórdenas graves y porte
  • Gianfranco Cabello Devia (22)
  • J.O., 17 años.
  • Yerko Mariano Arriaza Sepúlveda
  • Lorena Alveal
Cerca de las 22:00 horas, un vecino desmiente los rumores difundidos por twitter de que se estaría incendiando la comisaría, y corrige que se trata sólo de barricadas.
Desde el atardecer y ante el violento y negligente actuar de carabineros, los vecinos iniciaron protestas a las afueras de la subcomisaría. Estas protestas se han extendido a toda la población, que hasta estas horas se mantiene en las calles encendiendo barricadas y enfrentándose a la policía.
Cientos de pobladores se reunieron en las afueras de la Comisaria para protestar por las injustas detenciones. Luego de esto soltaron a la mayoría de los detenidos, quedando sólo dos al cierre de esta nota. Sin duda la protesta de los pobladores de Lo Hermida, histórica y combativa población arranco de las garras policiales a sus vecinos.

La renuncia de Morales-Garcia es la aceptación de la salida impuesta por el imperialismo Yanqui a través de la OEA.


En el artículo: Primarias en Bolivia, gran fracaso de Evo Morales, aparecido en Análisis y Opinión, Análisis y crítica revolucionaria de los hechos políticos de Bolivia y el mundo, enero 30, 2019, los c. bolivianos escribieron:

"Evo Morales(...) en estas elecciones primarias" donde trató de demostrar que el MAS es "un partido sólido y fuerte" (...) El gobierno no ha podido convocar ni a la mitad de su militancia para respaldar al binomio Evo y Alvaro que de manera irregular busca postularse a una nueva elección general. Se trata de un fracaso político en toda regla, no solo del partido del MAS sino de toda la organización electoral pues se ha tirado a la basura más de 20 millones de bolivianos (la moneda del país, nota nuestra) para ‘elegir’ candidatos en los partidos donde no había nada que elegir. En todos los casos no había más que un candidato. Y si hablamos de fracaso del MAS,(...) es (por)que el gobierno convocó con todos los medios a la participación, movilizó a los jefes y directores en todo el aparato estatal para llevar a votar a todos los funcionarios públicos que han sido obligados a ser militantes, algo similar a lo que ha hecho en los sindicatos campesinos, ha introducido en sus estatutos la pertenencia al partido de gobierno desde el momento en que pertenecen a la organización sindical, en tanto que la oposición política conservadora pidió la suspensión de estas elecciones primarias y dejó a sus militantes en libertad de participar o no, algunos candidatos dijeron que no iban a votar". Muy similar a la organización forzosa de los sindicatos fascistas y nazis.

Y agregan los c.bolivianos: "El objetivo principal del gobierno es cubrir de legalidad a su candidato, Evo Morales, pues su participación en las elecciones está cuestionada por el resultado de un referéndum del 21 de febrero del 2016 que fue convocado por el gobierno para aprobar o no la habilitación de Evo para ser candidato a la presidencia y abrirse a la posibilidad de ser presidente una vez más. En dicho referéndum el gobierno perdió y se ha negado sistemáticamente a aceptar ese resultado. Ha movido al sumiso tribunal constitucional para habilitarlo pese a todo y ha movido esta vez a su otra institución sumisa, el organismo electoral, para organizar unas elecciones primarias vinculantes con la candidatura a la presidencia.

Nosotros hemos sostenido que tanto el MAS como la oposición conservadora están en una pulseta para ver si hay un recambio en la administración estatal. Que el cuestionamiento opositor a un gobierno como el de Morales, no significa de manera inmediata una alternativa favorable al pueblo ante la opresiva maquinaria social fascista del régimen de Evo Morales. Dentro de los movimientos de oposición y plataformas, si bien hay organizaciones y activistas honestos que han emprendido la tarea de desenmascarar al gobierno de Morales y defender las libertades democráticas del pueblo, también hay personajes siniestros, herederos del fascismo boliviano (...). La lucha del pueblo no puede ser por democracia burguesa...

Lo importante para nosotros es desarrollar la lucha en favor del pueblo y de las clases explotadas, para transformar a fondo este estado de cosas, para hacer una revolución auténtica, aquella que precisa de la organización del proletariado y el pueblo y luchar por una verdadera democracia, una democracia revolucionaria, que sirva a las grandes mayorías y tenga a raya a las viejas clases explotadoras".

Con esta introducción citamos algunos hechos incontrovertibles:

En 2005 es designado Evo Morales por elecciones como presidente del viejo Estado boliviano y asume el 22 de enero de 2006. Salida reaccionaria la crisis del viejo Estado terrateniente-burocrático al servicio del imperialismo, principalmente yanqui con la nominación de un gobierno de la facción burocrática encabezado por el oportunismo del MAS con Morales-García. Luego reestructuración del Estado mediante una nueva Constitución.Esa constitución hecha aprobar por el MAS, estableció: El mandato presidencial es de cinco años con posibilidad de una única reelección

En 2013, es cuando el tribunal constitucional fiel a Morales establece que el primer mandato no debía ser computado para la reelección, con lo cual a Morales le quedaría un mandato más. Es decir, por ficción "jurídica" interpreta que no dos sino tres en total los mandatos de acuerdo a su interpretación "constitucional".

El año 2015, como no hay plazo que no se cumpla entonces Morales ya no se podría presentarse nunca más, ya que había estado tres veces en la presidencia. Evo-García impulsan " "la reforma de la reforma": para que se modifique esa limitación constitucional y se le permita un mandato más.

Luego, somete la "reforma" a un referéndum, que se realiza en febrero de 2016 y como dicen los c. bolivianos en su artículo: "En dicho referéndum el gobierno perdió y se ha negado sistemáticamente a aceptar ese resultado. Ha movido al sumiso tribunal constitucional para habilitarlo pese a todo y ha movido esta vez a su otra institución sumisa, el organismo electoral, para organizar unas elecciones primarias vinculantes con la candidatura a la presidencia".

Después de lo cual recibe la bendición del Secretario General de la OEA, como leemos en la siguiente nota:

"Almagro da una alegría a Evo Morales y desata iras de la oposición boliviana
EFE La Paz 17 may. 2019

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dio este viernes un espaldarazo a la aspiración a la reelección del presidente de Bolivia, Evo Morales, con base en un argumento ya empleado en América Latina, lo que para la oposición boliviana supone una traición al avalar una candidatura ilegal.

"Sería absolutamente discriminatorio" que Evo Morales no pudiera presentarse a las elecciones de octubre en Bolivia, fue la frase del jefe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que desató la euforia del oficialismo y las iras de la oposición en La Paz.

Almagro había llegado a la sede del Gobierno boliviano para firmar un acuerdo que facilite la labor de observadores de la OEA en los comicios del 20 de octubre.

La firma dio paso a un discurso en el que defendió que Morales tiene el mismo derecho que otros presidentes latinoamericanos que pudieron optar a la reelección con base en un fallo judicial.

"Bienvenido hermano", fueron las palabras con las que Morales agradeció este apoyo de una figura con la que no hace mucho mantuvo serias discrepancias por su postura hacia Cuba o Venezuela, aliados de Bolivia".

El 8 de junio de 2019 declaró el mismo Almagro, reconocido sirviente del imperialismo yanqui:

“Lo que habíamos hecho [en la OEA] es tomar una posición institucional respecto al tema y es una posición institucional que tiene que ver con la práctica en los estados partes de la OEA”, recalcó el viernes el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, en una entrevista concedida al programa “Conclusiones” de la cadena estadounidense CNN".

De esta manera, el propio Morales y su vice García entregaron su destino al arbitrio de la OEA op de su Secretario General Almagro probado sirviente del imperialismo yanqui.

No pretendemnos aca enumerar todos los hechos sino, sólo aquellos que tienen que ver con la intervención de la OEA desde el reconocimiento de la "legitimidad" de la nueva candidatura de Morales-Garcia hasta su papel luego de las denuncias de fraude seguidas de protestas masivas, donde hay una situación que pone en cuestión la estabilidad del viejo Estado boliviano mismo, en medio de toda una América Latina convulsionada como expresión del desarrollo de la situación revolucionaria y de las condiciones subjetivas para la revolución. Aquí es necesario puntualizar el sometimiento expreso y publicitado, continuando con sus acuerdos con dicho organismo, por los propios Morales y García a la auditoría de la OEA, que aprobó con carácter vinculante,como lo informaron diferentes agencias de prensa imperiallista:

"Morales fue declarado ganador, pero ha habido protestas generalizadas contra el resultado, y surgieron dudas sobre su obtención de la victoria absoluta después de que el conteo de votos se detuvo abruptamente durante un período durante el proceso de conteo.

Morales, quien llegó al poder en 2006 como el primer líder indígena de Bolivia, ha defendido su victoria electoral y ha dicho que se adherirá a los hallazgos de la auditoría de la OEA. Se esperaba que diera una conferencia de prensa el domingo por la mañana".

Luego, las mismas agencias de prensa informaron:

"El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este domingo (10.11.2019) la convocatoria de nuevas elecciones generales, tras el informe de la Organización de Estados Americanos (OEA) que recomienda la repetición de la primera ronda de los comicios celebrados el pasado 20 de octubre que le dieron como ganador.

En una breve comparecencia en la que no citó este informe, aseguró que la nueva cita con las urnas se celebrará con un órgano electoral renovado, ante las denuncias de fraude en la primera vuelta de las que se acusa al actual.

"He decidido convocar a nuevas elecciones", afirmó el mandatario desde el hangar presidencial del aeropuerto internacional de El Alto, ciudad vecina de La Paz".

En este punto, al respecto, podemos tomar para cimentar nuestra propia conclusión, una opinión que aunque reaccionaria tiene su parte racional, nos referimos a la parte,  que aparece en el comentario editorial"Golpe o fraude: la falsa opción, Carlos Pagni" (LA NACION, Bs As., 12.11.2019), haciendo un agregado propio, que debe ser, que cuando el editorialista escribe, "algunos países de la región sobre la Organización de los Estados Americanos (OEA)", se debería poner lo que el omite, esto es, "encabezados por el gobierno de los Estado Unidos", pero vamos a la parte que queremos citar del editorial:

"Esto se vuelve cada vez más violento. Morales intenta reprimir a los manifestantes con fuerzas propias, estas que ahora están prácticamente tomando La Paz y que determinan la salida de las FF.AA. El mismo amenaza con rodear La Paz cuando la ola de descontento y de protesta llega a la capital; algunos colaboradores de él insinúan que podrían dejar sin agua y sin comida a las ciudades que se revelen y, en este contexto, hay un pedido -podríamos decir una presión- de algunos países de la región sobre la Organización de los Estados Americanos (OEA), para que el secretario general, Almagro, emita rápidamente un dictamen sobre la calidad del proceso electoral boliviano de tal manera que dé una salida política a Morales, que es la salida que Morales toma: aparece un comunicado que dice que hubo irregularidades que van desde veniales a otras más graves en el proceso boliviano (no usa la palabra fraude pero se pone en el borde de usarla) y Morales termina diciendo que va a ir a otro proceso electoral, admitiendo que el proceso de elecciones realizado era fraudulento".

Luego el editorialista va ha abonar en favor de su opinión lo siguiente, que reproducimos escuetamente:

"En este contexto empieza un proceso que se conoce poco. Y es una discusión interna dentro de las FF.AA.. Allí hay dos figuras muy importantes, una es el general Kaliman, al que le habla la senadora Añez, y el otro es el general Juan Ramón Quintana que es el ministro de Defensa. Esos dos hombres ligados a Morales quieren reprimir, pero cuando le dan la orden al general Jorge Ramón Mendieta, que es el jefe del Ejército, éste dice que no va a reprimir y parece haber en esta abstención de Mendieta, que es el hecho crucial, lo que convertiría el proceso militar boliviano en una especie de golpe por defección, por no garantizar el orden púbico".

Es decir, en todas estas crisis las Fuerzas Armadas la columna vertebral de estos viejo Estado putrefactos va ha repetir el libreto seguido por las Fuerzas Armadas en Egipto y Túnez, de arbitro de la situación bajo el gran titiritero, el imperialismo yanqui. Para más pista, el editorialista, como tenía que ser viniendo de un representante de la copradora quiere velar el papel de las FF.AA. reaccionarias de Bolivia y que queda patente durante el desarrollo de la actual situación política en Bolivia, pero en cuanto a la "renuncia" de Morales deja patente, que está renuncia es la aceptación de la salida que le ha impuesto el imperialismo yanqui a través de su agencia de colonias, esto es la OEA, como leemos a continuación:

"Lo cierto es que las FF.AA. emiten un comunicado probablemente muy torpe, porque ahí Evo ya tenía redactada su renuncia (tanto que cuando renuncia, si ustedes miran bien el video en que renuncia, él está diciendo "renuncio por culpa de Mesa, mi competidor electoral, y de Camacho"). En ningún momento dice que esté sometido a la presión de las FF.AA.. Más aún, si uno mira la cuenta de Twitter de Morales, si revisa todos los mensajes que emitió en las última horas, habla de un golpe cívico militar pero nunca le reprocha nada a las FF.AA."

Luego vemos preocupados por la suerte de Morales-Garcia a diferentes gobiernos reaccionarios de América Latina, saludos de Trump, preocupación de Macron y Sánchez. Para confirmarlo todas las declaraciones del propio Morales reconociendo la salida política que le facilitó el imperialismo yanqui a través de la OEA:
"El presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, reveló ayer que el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez también había ofrecido asilo a Morales y se especuló que se quedaría en la capital paraguaya. Sin embargo, agregó que el exmandatario había resuelto aceptar el refugio ofrecido por López Obrador. "El ex presidente [de Bolivia] optó por marcharse a México", confirmó hoy Acevedo.

"Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía", expresó por Twitter Evo Morales, al agradecer el asilo del "pueblo hermano" de México. Por el mismo medio, el canciller de México, Marcelo Ebrard, mostró una imagen que mostraba al expresidente a resguardo en el avión que lo llevará a México.

" En cualquier momento estaré por acá para seguir aportando con opiniones, con reflexiones, como expresidente, pero siempre pensando en las nuevas generaciones. Gracias por acompañarme porque juntos trabajamos por una nueva Bolivia", dijo Morales antes de subirse al avión