viernes, 26 de diciembre de 2014

Saludo al 121 Aniversario Natalicio del Presidente Mao Tse-tung del Partido Comunista del Ecuador- Puka Inti.







¡VIVA EL 121 ANIVERSARIO DEL NATALICIO DEL PRESIDENTE MAO TSE-TUNG!
Los comunistas y pueblos oprimidos del mundo conmemoramos el 26 de diciembre un aniversario más del natalicio del Presidente Mao Tse-tung.
No basta sostener hoy en día sobre sus importantes y trascendentes aportes teóricos a las tres fuentes y tres partes del marxismo; vivificar la importancia que tuvo no solo para China, sino para el resto de países considerados semicolonias el desarrollo de la Revolución de Nueva Democracia como parte de la Revolución Proletaria Mundial, saturando así la necesidad de cumplir con los requerimientos de la revolución democrática burguesa pero desde la perspectiva de los intereses del proletariado en tránsito al socialismo. La genial estrategia de la Revolución Cultural y desde luego, los alcances por implementar el socialismo manifiesto como dictadura del proletariado. Hay que ir más allá, conmemorar el natalicio del Presidente Mao hoy  lleva implícito el reconocimiento a las Guerras Populares que se desatan en la India, Turquía, Filipinas y el Perú. Reconocer además la importancia y vigencia que tiene para la clase y los pueblos la Guerra Popular como la única estrategia que garantiza la conquista y construcción del Nuevo Poder, además de validar en la teoría y en la práctica los aportes del Presidente Gonzalo al marxismo-leninismo-maoísmo. Es decir, a nuestro criterio, ésta sería la síntesis de la vida del Presidente Mao que aún se sigue escribiendo en las cotidianas tareas del proletariado internacional y en la permanente brega de los pueblos oprimidos del mundo.
Pero conmemorar y reconocer la obra y vida del Presidente Mao también nos exige entender que la lucha que estamos impulsando los comunistas en el mundo, ya sea de quienes desarrollan Guerra Popular como de aquellos que decididamente construyen o reconstituyen partidos comunistas con ese objetivo, conquistar el Poder,  bajo ningún punto de vista podemos soslayar la necesidad de observar y combatir los nuevos vicios, taras y estrategias que nos ha venido planteando el imperialismo y la reacción haciendo uso de su principal aliado: el revisionismo, principalmente de aquél que en la actualidad compromete los esfuerzos por desarmar ideológicamente al proletariado desde los negros y banales argumentos de la “nueva síntesis” de Avakian y sus cómplices, que también se apoyan en el reformismo burgués.
Hay que dirigir nuestro esfuerzo ideológico y político de manera determinante e intransigente en contra del revisionismo, también hay que combatir al centrismo, convertido en la actualidad en el umbral por donde se filtra la ideología burguesa en filas del proletariado pretendiendo desvirtuar sus tareas estratégicas que apuntan a la Dictadura del Proletariado y al comunismo.
El centrismo, pertrechado de la ambigüedad ideológica es tan nocivo como el revisionismo. Opera lento, dual, turbio, a veces en silencio, termina siendo igual de letal. Hoy el centrismo no orbita solo en relación a la traición a la GP en el Nepal, Kirán y otros, ahora se va posicionando sobre otro escenario de acción en torno al Presidente  Gonzalo.
Movadef coludido directamente con la reacción desatan su vómito pretendiendo poner al Presidente Gonzalo al frente de la capitulación y derrota  de la Guerra Popular en el Perú. Ésta LOD dinamita al Partido y se esmera por arrastrar al proletariado y masas explotadas a transitar el camino burocrático. Y es precisamente aquí donde opera el centrismo. Duda, no combate a aquellos que se lanzan al barranco, a los que traicionaron los intereses de la clase, a la GP. No se pronuncia, no toma posición, y si lo hace, deja abierta la hendija de la incertidumbre, se vuelve racionalista, valida la prensa burguesa, se apoya en la información del viejo Estado, en la burguesía y su ideología para el análisis de todo aquello que se ha levantado en relación a las cartas, videos, y “pronunciamientos”  que se supone ha emitido el Presidente Gonzalo. Y desde luego, soslaya lo que enarbolan los comunistas en el Perú. Es ahí por donde penetra el revisionismo a cumplir su cometido:hacer daño, desvirtuar, engañar, a levantar patrañas que está visto, sirve al imperialismo y  al viejo estado del Perú e inyecta golpes que atentan la unidad del proletariado internacional.
A los centristas les cuesta aceptar que hay momentos difíciles, que nadie ha salido invicto de la lucha de clases, de las revoluciones, que los reveses están ahí propio de la dialéctica, del movimiento. Cuando ven o palpan dificultades se erizan, se preocupan, y se aproximan al oportunismo para estar con los “ganadores” en última instancia, sea quien sea.
Los centristas lo saben, en el Perú hay dificultades. Ahí se metió el imperialismo; el revisionismo coludió de manera descarada con la reacción y generaron corrientes derrotistas, cludicadoras o grupos que aún tienen la tarea de propender la derrota del PCP y de la GP. Saben que el proceso de reorganización del Partido en medio de la Guerra Popular se mantiene, con dificultades, ¡sí!, pero se mantiene y avanza de manera decisiva, sin embargo pierden la perspectiva de clase y ven niebla donde aún hay luz, ven derrota donde la victoria es una posibilidad cierta que hay que trabajar.
Los comunistas no dudamos, tenemos certeza de nuestra base ideológica, de nuestros principios, y la defensa del Presidente y del Pensamiento Gonzalo es precisamente eso, la defensa del maoísmo, la defensa de la Guerra Popular, de las revoluciones de Nueva Democracia donde sea necesario desarrollarlas, o del socialismo donde la realidad objetiva lo dicta, igual, las dos se inscriben en la GranRevolución Proletaria Mundial. La defensa del Presidente Gonzalo y de su jefatura del PCP es un problema de principios, y en ellos, no se duda, en absoluto.
Esto es hoy, en definitiva, conmemorar un aniversario más del natalicio del Presidente Mao Tse-tung, un esfuerzo de clase por sostener con decisión la lucha en contra del imperialismo, de la Gran Burguesía, de grandes terratenientes, de la indesmayable lucha en contra del revisionismo, del centrismo y desde luego, la defensa del marxismo-leninismo-maoísmo. Eso es, sin esta lucha y sin esta defensa, el Poder se vuelve una ilusión.


¡VIVA EL 121 ANIVERSARIO DEL NATALICIO DEL PRESIDENTE MAO TSE-TUNG!

¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!

¡VIVA LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA, TURQUÍA, FILIPINAS Y EL PERÚ!

¡NADA ES IMPOSIBLE PARA QUIÉN SE ATREVE A CONQUISTAR LAS ALTURAS!





A CONQUISTAR EL SOL ROJO DE LA LIBERACIÓN: ¡EL COMUNISMO!

3 comentarios:

pedro palo dijo...

"El enemigo tiene una base frágil, se desintegra internamente, está separado del pueblo y sumergido en inextricables crisis económicas por tanto puede ser derrotado" y al mismo tiempo "las masas, los millones y millones de hombres que apoyan con toda sinceridad la revolución. Esta es la verdadera muralla de hierro que ninguna fuerza podrá romper". Temer al enemigo como si fuera todopoderoso es derechismo que frena la acción. En su miedo al enemigo algunos llegan a decir "el fascismo es la destrucción del movimiento popular y sus organizaciones" y optan por el ocultismo, bajo el nombre de "hacer la retirada" o "ilegalizarse".


Se necesita, por tanto, emprender una guerra prolongada, una guerra a muerte en que destruyamos al enemigo parte por parte. Así y sólo así, a través de un largo proceso con vueltas y revueltas, la debilidad del enemigo se hará evidente y la fortaleza del pueblo será aplastante.

El proletariado tiene que forjarse y capacitarse en medio de la guerra, tiene que organizar y movilizar a todo el pueblo y principalmente al campesinado en función de esta forma de lucha. El hecho de ser un país semifeudal y semicolonial, de que el inmenso campo está aherrojado por la opresión feudal, sin libertad ni derecho político alguno determina que la revolución armada tenga que enfrentar a la contrarrevolución armada si quiere avanzar.

No nos cabe entonces un largo período de preparación y uso de la legalidad, antes de desatar la guerra como en un país capitalista. Es en medio de la guerra que iremos ganando al pueblo y destruyendo al enemigo, parte por parte.

pedro palo dijo...

Enarbolemos las palabras del Presidente Gonzalo con las que en 1979 reclamaba a los comunistas peruanos, lo que hoy consideramos obligación de comunistas y revolucionarios en cada país y rincón de la tierra:
“Hay que dar un salto en el vacío pero no para destruirse; ya comenzamos a saltar, la bandera ya está plantada en una cumbre más alta, una neblina se interpone pero nuestras manos armadas se levantarán con las masas.... A la revolución nada la puede detener, ésa es la ley, el destino...... . Si hemos de ser izquierda tenemos que arder con pasión, porque de ese ardimiento vendrá la destrucción de esos saldos de los que se habla [la derecha en cada uno]; La hoguera está incendiando; debemos quemar nuestros viejos ídolos, quemar todo lo que hemos adorado y enaltecer lo que hemos envilecido..... que cada uno demuestre su condición de comunista, la revolución nos engendró como comunistas; lo que hemos hecho y somos es el Partido. Somos los incendiarios; la masa está lista, la masa nos espera, quieren luz no sombras, quieren espadas no mantequillas, fuego no hielo [agregamos combatientes y no soplones delatores] .... Algunos sólo ven su persona, viven en casa de espejos; Si son comunistas, enarbolen el puño, estréllenlo y la sangre volverá a hervir, rompan el muro. Eso hay que hacer

pedro palo dijo...

"LA LUCHA SANGRIENTA O LA NADA" Marx.

"SALVO EL PODER LO DEMAS ES ILUSION" Lenin.

""EL PODER NACE DEL FUSIL" Mao.

"José Carlos Mariategui, fundador del Partido Comunista del Perú, también comprendió estas tesis al afirmar: "No hay revolución mesurada, equilibrada, blanda, serena, plácida", "el poder se conquista a través de la violencia... se conserva el poder sólo a través de la dictadura", “la revolución es la gestación dolorosa, el parto sangriento del presente", "si la revolución exige violencia, autoridad, disciplina, estoy por la violencia, por la autoridad, por la disciplina. Las acepto, en bloque con todos sus horrores sin reservas cobardes". Subrayemos „sin reservas cobardes. P.Gonzalo

¨...lo que nosotros necesitamos no es un arma enmohecida, sino una bien afilada, para arrancar de cuajo la injusticia actual; como nosotros no queremos proporcionarle alegrias al enemigo, sino amarguras, como queremos destruirlo por completo...¨. Stalin..
ROJOS ANTES QUE EXPERTOS. Mao!