viernes, 7 de junio de 2013

ECUADOR: Declaración del CR del PCE.






CON LA BANDERA ROJA BIEN EN ALTO
¡Proletarios de todos los países, uníos!
“Dadnos una organización de revolucionarios y removeremos a Rusia en sus cimientos” LENIN
“Debemos tener confianza en las masas, debemos tener confianza en el Partido. Estos son dos principios fundamentales. Si dudamos de ellos, nada podremos cumplir.” MAO TSETUNG
Sí, con la gloriosa bandera roja bien en alto, es así como nuestro Partido celebra su III Aniversario de nacimiento y lucha.
Y lo celebramos llenos de optimismo, pues el imperialismo entra en una gran crisis general en todos los planos: económico, político, social y cultural. Las pruebas están a la vista: colusión y pugna de las súper-potencias imperialistas (EEUU, CHINA y RUSIA) por un futuro nuevo reparto del mundo; crisis permanente de España, Italia y Grecia; invasión imperialista de Francia contra Mali (África); quiebre del sistema bancario en Chipre; genocidio de obreros en Bangladesh; grave crisis del “estado de bienestar” en Suecia; 2 mil millones de pobres en todo el mundo que viven con menos de 1 dólar al día; mayor concentración de la riqueza en pocas manos: los 10 empresarios monopolistas más ricos del planeta tienen más capital que los 10 países más pobres del mundo; guerra civil en Siria convertida en laboratorio de las pugnas inter-imperialistas; instauración de gobiernos fascistas a lo largo de América Latina; agresiones constantes del imperialismo israelí contra Palestina; bancarrota del revisionismo cubano y coreano; tiroteos permanentes en escuelas y plazas de EEUU; mayor profundización del capitalismo burocrático en los países oprimidos; etc. ¡De esta gran crisis –que va aumentando- no podrán salir!, se acercan momentos muy importantes en el desarrollo de la lucha de clases a escala internacional.
Y como respuesta a tanta crisis y descomposición del sistema imperialista está la lucha del proletariado y los pueblos oprimidos, desde las huelgas obreras en los mismos países imperialistas hasta las guerras populares y luchas armadas revolucionarias en los países oprimidos.  ¡Y el proletariado aún no descarga toda su artillería, apenas empieza a levantarse y ya las entreñas de la vieja sociedad de estremecen! Corresponde constituir y/o reconstituir los Partidos Comunistas de nuevo tipo, preparar y/o desarrollar la Guerra Popular, principalizando el Maoísmo y su aplicación creadora a cada proceso concreto, rechazando el plan imperialista de los “acuerdos de paz” y cretinismo parlamentario, combatiendo al “nuevo revisionismo” que es maoísta de palabra y oportunista en los hechos.
Los comunistas y revolucionarios de todo el mundo debemos ser conscientes del momento que nos ha tocado vivir, esta vez no habrá marcha atrás, el proletariado sacó lecciones, el imperialismo entra en un periodo de abierta decadencia, el siglo XXI pasará a la historia como el siglo en que la humanidad trabajadora enterró por completo al imperialismo de la faz de la Tierra y la expansión del socialismo será completa, no hay que cerrar los ojos ni taparse lo oídos, se vienen grandes acontecimientos y hay que trabajar duro para que los utilicemos en provecho de las masas populares, desde luego no hablamos de 6 meses o un par de años, pero si de que son las últimas décadas de este sistema.
A nivel del Ecuador la crisis del capitalismo burocrático se profundiza, ahora el país está siendo vendido en peso a los grandes monopolios canadienses, chinos y también yanquis, si Correa pudiera les vendiera por completo las zonas mineras al imperialismo para que vengan a instalarse aquí con sus ejércitos, banderas y representantes diplomáticos; la corporativización del gobierno fascista cada vez es más fuerte, ahora hasta los niños de los centros públicos están organizados bajo representantes del gobierno; las masas viven en distintos grados de pobreza, subsistiendo con pequeños negocios, ventas ambulantes, uniendo sueldos entre familias enteras, una incipiente agricultura, disminuyendo su nivel de alimentación, combinando la vida “normal” con la lumpería, etc.  Mientras tanto los grandes burgueses y terratenientes aliados directos del imperialismo siguen enriqueciéndose, viviendo con grandes e indescriptibles lujos a costa del sudor y lágrimas de cientos de miles de obreros y campesinos.  ¡Eso debe acabar! Para esa gran lucha de clases existe y se forma nuestro Partido.
En la colina de la reacción están aplicando centralismo burocrático, la gran burguesía y terratenientes, en lo fundamental, caminan en el proyecto fascista más allá de pequeñas contradicciones en el reparto del pastel en las alturas. Este centralismo burocrático y el corporativismo son la esencia misma del fascismo: todos los poderes del viejo Estado están centralizados en el Ejecutivo, y dentro del ejecutivo por el caudillejo reaccionario Correa, y simultáneamente buscan que todos los sectores de la sociedad estén controlados bajo las órdenes del régimen. Siendo esto así, en la colina de la revolución corresponde aplicar centralismo democrático: habemos varias organizaciones comunistas que debemos necesariamente confluir en un proceso de unificación, pero ojo, la unidad de los comunistas en el Ecuador no es cuestión de simple voluntad, sino de estrategia, de profunda lucha de dos líneas y práctica social concreta. Nosotros no creemos en las “vanguardias colectivas”, ni tampoco en que “la práctica nos une, mientras que la teoría no separa”, cuidado camaradas de los distintos sectores que eso es revisionismo. Para nosotros la unidad de los comunistas se basa en tres tipos de unidad indisolubles: unidad de pensamiento, unidad de mando y unidad de acción, es decir fusionarnos en un solo Partido Comunista de nuevo tipo, con un solo Comité Central, Línea Política y Programa bien definidos, estatutos únicos y donde todos rememos en una misma dirección, sólo así el proletariado y pueblo ecuatoriano tendrá su sólida vanguardia de clase. ¿Este proceso es para de aquí en 2 semanas o 3 meses? Claro que no, pues nos llevará algún tiempo el debate y la comprobación práctica del maoísmo en cada sector, el arrinconar posibles brotes de la línea negra, el limar asperezas y resolver contradicciones en el seno del pueblo, pero hay que hacerlo.   
En cuanto a la construcción y lucha del Partido –en medio del proceso de reconstrucción histórica-, estos tres años nos han dejado grandes lecciones y la perspectiva es brillante. Aprendimos que cuando se conoce y aplica el maoísmo a las condiciones concretas se puede sostener y avanzar en el trabajo revolucionario, que todo proceso tiene avances y reveses, victorias y derrotas, que no es malo tener duda o temor pero que hay que aplastarlos afirmándonos en el marxismo-leninismo-maoísmo y la práctica social concreta, que la lucha de dos líneas es el mejor antídoto contra todo tipo de desviaciones y revisionismo, que las masas nunca abandonan pues aún en medio de su confusión y el corporativismo a que les someten, nos dan oídos, apoyo y aliento, que las masas populares son una gran e inagotable cantera de nuevos revolucionarios y comunistas, que el Partido debe trabajar como un destacamento internacionalista pues el proletariado y el comunismo son una clase y causa mundial, que pese a lo duro, complejo y difícil de esta lucha siempre habrá esperanza, a nuevos problemas nuevas soluciones y que el maoísmo como nueva, tercera y superior etapa del marxismo es invencible; más aún, retomando la historia de los comunistas en el Ecuador y el mundo nos llena de sano orgullo proletario ver que las mentes más lúcidas, los mejores líderes del pueblo fueron comunistas, que los grandes procesos fueron protagonizados por comunistas y que si no triunfaron o fueron derrotados es debido a la traición de las dirigencias revisionistas, pero eso esta vez no pasará, esta vez va en serio y nos preparamos para grandes acontecimientos.
En estos tres años el Partido viene desarrollando trabajo fundamentalmente entre el movimiento campesino y estudiantil, tenemos un importante periódico de masas el cual nos ha permitido ingresar en muchos sectores, sostenemos varios blogs y páginas para la propaganda revolucionaria, aplicamos la lucha de fracciones comunistas en la teoría y práctica, hemos crecido cualitativa y cuantitativamente…, pero todavía tenemos limitaciones y errores que superar sobretodo en cómo aplicar de mejor forma el maoísmo a las condiciones concretas y sobre esa base crecer, crecer y avanzar.    
¿Nos amilana la persecución tapiñada del fascismo en contra nuestro? Claro que no, pues la persecución es como decía Mariátegui “un gaje del oficio de los revolucionarios”; ¿nos desmoraliza el hostigamiento constante del revisionismo? Menos aún, pues es el precio de ser comunistas verdaderos y mientras más nos ataquen es mejor pues significa que más hemos demarcado campos entre marxismo y revisionismo; ¿nos desesperamos por llenar auditorios o demostrar fuerza a como de lugar? Tampoco, puesto que no somos revisionistas, no partimos de la tesis de que “el movimiento lo es todo, el fin no es nada”, al contrario queremos y trabajamos para forjar un claro proyecto político revolucionario de los comunistas en el Ecuador, establecer línea política y programa, construir instrumentos para sembrar el comunismo entre las masas populares, en definitiva para nosotros es primero el fin, el objetivo, la causa y sobre ese fin, objetivo y causa debe forjarse el movimiento y no a la inversa.
Finalmente aprovechamos este III Aniversario del PCE en reconstrucción para expresar un profundo saludo de clase a los camaradas, compañeros y combatientes de las Guerras Populares de la India, Perú, Filipinas y Turquía, a nuestros Jefes y maestros Carlos Marx, Federico Engels, Lenin, Stalin y Mao Tsetung, un saludo especial al gran camarada Presidente Gonzalo, un saludo de homenaje a la memoria de Ibrahim Kaypakaya, Charú Mazumdar, José Carlos Mariátegui y Milton Reyes; que estas palabras aquí expresadas sirvan para reafirmar nuestro compromiso con el proletariado y pueblos del Ecuador y el mundo, que sepan que seguiremos luchando hasta el final, contra viento y marea, superando errores, aplicando de mejor manera los planes y con el rumbo fijo en el siempre DORADO COMUNISMO, la nueva sociedad del trabajo y la felicidad universales.  
¡VIVA EL III ANIVERSARIO DEL PCE EN RECONSTRUCCIÓN!
¡VIVA EL MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO!
¡PROFUNDIZAR LA LUCHA DE FRACCIONES COMUNISTAS RUMBO A LA UNIFICACIÓN!
¡VIVA EL GLORIOSO MOVIMIENTO COMUNISTA INTERNACIONAL!
¡GUERRA POPULAR HASTA EL COMUNISMO!
COMITÉ DE RECONSTRUCCIÓN
PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR
06/0

1 comentario:

pedro palo dijo...

Si, hay que arremeter con contundencia en el trabajo comunista maoista, es una arremetida de 24 horas diarias, de comunistas profesionales y de profesionales comunistas que organizan la revolucion sin parar cada vez con mas fuerza, que se va extendiendo pero que tambien las masas van asumiendo connfianza con el partido y sus cuadros, que dan ejemplo de trabajo, respeto y amor al pueblo. Las vacilaciones, las indiciplinas e irresponsabilidades llevan a las masas la desconfianza y como tal no se esta organizando con la fortaleza debida el ejercito rojo, ni se dianostica a menor tiempo el inicio de la lucha armada. saludos comunistas!
Las contradicciones de clase estas dadas, que estallen las guerras populares!!!.