sábado, 11 de marzo de 2017

INDONESIA: 8 de marzo, movilización y manifestaciones en defensa de las trabajadoras migrantes.







Declaración de la Red de los Trabajadores Migrantes  de Indonesia en el Día Internacional de la Mujer
8 de marzo de 2017
Las Mujeres Migrantes contra  la Opresión.
Exigimos Reconocimiento y Protección de los trabajadores migrantes como trabajadores en la legislacion de Indonesia .
Brindar Garantía y Seguridad de Trabajo en el Extranjero.

La Red de Trabajadores Migrantes de Indonesia (JBMI),  una alianza que consiste en las organizaciones de los trabajadores migrantes, los antiguos trabajadores migrantes y sus familias en Hong Kong, Macao, Taiwán, Oriente Medio e Indonesia, les deseamos un feliz día de la mujer a todas las mujeres trabajadoras  dondequiera que se encuentren.  .
Es apropiado  para las mujeres migrantes conmemorar este día histórico para llevar adelante el espíritu de crear un mundo que reconoce la emancipación y la igualdad de la mujer.
La lucha por el reconocimiento de los derechos de la mujer comenzó con una huelga masiva de las trabajadoras en Europa y América en 1910.
En aquel entonces, la industrialización  crecía  rápidamente , los trabajadores estaban oprimidos y obligados a aceptar  condiciones de trabajo muy malas ; recibían muy bajos salarios con largas jornadas de trabajo, sin garantía de seguridad en el trabajo y convirtiéndose en las víctimas de la violencia, el acoso y obligados a trabajar, a pesar muchas veces  de su edad menor.
En medio de la opresión desenfrenada, los trabajadores que en su mayoría eran mujeres, llevaba a cabo una huelga masiva durante 13 semanas para exigir un aumento salarial y mejores condiciones de trabajo. Finalmente lograron obligar a los empleadores para satisfacer sus demandas.
Pero 100 años después, la situación de las mujeres no ha cambiado mucho. Incluso hoy en día, los problemas experimentados  por  las trabajadoras en aquel tiempo siguen siendo sufridos  por las mujeres trabajadoras en la actualidad.

LAS MUJERES MIGRANTES EXIGEN RECONOCIMIENTO COMO TRABAJADORA 
Los trabajadores migrantes indonesios en el extranjero en su mayoría son mujeres. Esta es una prueba concreta de que la opresión de la mujer aún está en curso y se ha perpetuado. En una palabra, las mujeres son empobrecidas, exportadas, explotadas y abandonadas.
Desde la implementación  del programa de envío de  fuerzas de trabajo de Indonesia en 1980, el Estado se ha beneficiado de manera extraordinaria. Se ha desviado el desempleo hacia fuera del país y la caja estatal se llena más.
De los 10 millones de trabajadores migrantes, ya sean legales o ilegales, el país ha acumulado divisas por valor de  144 billones de rupias por año. Esto estimula cada vez más al gobierno para aumentar el envío de trabajadores migrantes al amparo de  la llamada de  Hoja de Ruta de 2017.
Las jergas como "migración segura" o "mercado laboral competitivo" o "cero trabajador domestico" se utilizan como un imán  para movilizar a millones de personas que "desean" trabajar en el extranjero.
Pero nunca se ha hablado de lo que los trabajadores migrantes han experimentado . Hay mucho sacrificio, sudor, lágrimas y sangre en cada dólar enviado por los trabajadores migrantes e incluso vida arriesgada.
La cantidad de extorsión,  violencia, violación sexual, tráfico de personas, tráfico de órganos e incluso muerte sufrida por los trabajadores migrantes es incontable. Por no hablar de los millones de familias que deben ser destrozadas y niños que se ven obligados a crecer sin una figura materna.
A pesar de la gran contribución y el sacrificio de los trabajadores migrantes  brindado a la familia, al estado y a la sociedad , los trabajadores migratorios hasta este momento no se han reconocido aún como  trabajador en la legislación de Indonesia.
A través de la Ley de  Colocación y Protección de Los Trabajadores Migrantes (UUPPTKILN) No. 39/2004 y su revisión, el gobierno está tratando a los migrantes como mercancías o esclavos  obligados a ser "obedientes" a la regulación gubernamental y agencias de contratación  de Indonesia.
La legislación de Indonesia no reconoce el derecho de los trabajadores migrantes a opinar, a elegir, a manejar su propio contrato, a demandar a la agencia de contratación  por violación del reglamento y demandar la reparación. La legislación tampoco  reconoce la existencia de los sindicatos u organizaciones de los trabajadores migrantes  para participar en la elaboración de las políticas relacionadas con los trabajadores migrantes.
Reconocer a los migrantes como trabajadores y proteger sus derechos es el primer paso más importante que debe hacer el gobierno. Sin este reconocimiento, el caso y la voz de los trabajadores migrantes sólo serán noticias, pero no se convierte en un diálogo abierto con el fin de crear una mejor regulación.
No solo pretenda obtener  nuestro dinero pero no quieren reconocer nuestros derechos. No sólo porque somos pobres y mujeres que nuestras voces no son consideradas.

SEGURIDAD Y PROTECCIÓN DE LOS TRABAJADORES MIGRANTES  EN EL EXTRANJERO DEBEN SER LA PRIORIDAD DE PROTECCIÓN DEL ESTADO
En medio de la crisis, los trabajadores migrantes, especialmente las mujeres, en varios países de colocación  se enfrentan a enormes retos, tales como el deterioro de las condiciones de trabajo, las agencias de contratación cada vez más astutas en  extorsionar, los salarios cada vez más reducidos, el aumento de precios desenfrenado, la discriminación y la violencia cada vez más frecuentes.
En estas condiciones, las cosas peores pueden suceder a una trabajadora migrante:  desde un empleador cruel, accidentes de trabajo, pérdida de empleo, deportación  hasta la muerte.
Mientras que en el país, hasta este momento, el gobierno aún no ha sido capaz de proporcionar puestos de trabajo sostenibles y dignos para su propio pueblo.
Según el informe de OXFAM (organización establecida en el Reino Unido para luchar contra la pobreza y la injusticia en todo el mundo), la desigualdad económica en Indonesia es cada vez más grande . La riqueza de  los cuatro hombres más ricos equivale a la que tienen 100 millones de personas pobres. Nada menos que 93 millones de personas están categorizadas como pobres por tener un ingreso  de 40 mil rupias (menos de $ 3 dolares)  por día.
La incapacidad del Estado de ofrecer una vida digna al pueblo  en el país, debe ser suficiente razón para que el estado haga todo lo posible  para proteger a las personas que se vieron obligados a buscar empleos en el extranjero.
Además de reconocer los derechos de los trabajadores migrantes en la legislación de Indonesia, el gobierno debe inmediatamente esforzarse y garantizar para que el país receptor  incorpore a los migrantes en la legislación  del país en cuestión con el fin de brindar protecciones apropiadas, tales como el salario justo, el derecho a la alimentación, el derecho a las horas de trabajo y el derecho  a organizarse.
El gobierno de Indonesia y el receptor también deben proporcionar a los trabajadores migrantes un servicio a través del cual se pueden comunicar rápidamente las quejas y otros problemas enfrentados. Se debe brindar refugio a los necesitados y  libre repatriación a los trabajadores migrantes indocumentados dondequiera que se encuentren.
El gobierno también debe aplicar consistentemente la Convención de la ONU de 1990 sobre la protección de los trabajadores migrantes y sus familias y ratificar el Convenio C189 de la OIT sobre los trabajadores domésticos.
Conmemoramos el día internacional de las trabajadoras  sin dejar de educar , organizar y movilizar a las mujeres migrantes para exigir el reconocimiento y la igualdad que queremos.