martes, 26 de septiembre de 2017

La izquierda cosmopolita y la cuestión nacional, por Nicholas Glais


La izquierda cosmopolita y la cuestión nacional. 
Nicholas Glais

Reproducimos a continuación el artículo “The Cosmopolitan Left and the National Question by Nickglais””, firmado por Nick Glais, del blog Democracy and Class Struggle, y traducido del inglés al castellano por el blog Victoria de los Oprimidos y Explotados. Es un artículo dedicado a los comunistas “puristas” que desprecian las luchas de las naciones oprimidas y el concepto de nacionalidad.


Cosmopolitismo y globalización, ideología de la burguesía

He observado diversos comentarios expresando su preocupación acerca de cómo algunos camaradas en Europa, involucrados en luchas nacionales, son de una menor “pureza” socialista, menos comunistas, menos maoístas, etc. En particular este tipo de comentarios procede de RCPUSA, así como de Mike Ely de Kasama.

Esta idea refleja una peligrosa visión burguesa cosmopolita del mundo.

Sin embargo, esta idea está profundamente arraigada en la izquierda británica, que rechaza el nacionalismo como una antigua idea del siglo XIX. Al fin y al cabo, la izquierda británica se parece mucho a aquella primera burguesía: son ciudadanos del mundo.

Esta visión cosmopolita del burgués ciudadano del mundo no tiene nada en común con el socialismo y el internacionalismo, como se puede ver si se estudia el marxismo.

Ya en el siglo XIX, Marx ridiculizó esta perspectiva supranacional de determinados representantes muy revolucionarios, como los franceses proudhonistas o algunos socialistas como Paul Lafargue, que buscaban desechar la idea de nación como un prejuicio anticuado y centrarse en la cuestión social, excluyendo las cuestiones nacionales.

En el Consejo Internacional de la Primera Internacional en 1868 se produjo una discusión que Marx describió así:
“Los representantes de la Joven Francia salieron con el anuncio de que todas las nacionalidades e incluso naciones eran prejuicios anticuados… todo el mundo está esperando a que los franceses estén listos para la revolución social… quienquiera impedir la cuestión social con las supersticiones del viejo mundo es reaccionario.” (...) “Los ingleses se rieron mucho cuando empecé mi discurso diciendo que nuestro amigo Lafargue y otros habían puesto fin a las nacionalidades hablándonos en “francés”, es decir, un lenguaje que nueve décimas partes de la audiencia no entendían.” (...) “También sugerí que por la negación de las nacionalidades él parecía inconscientemente entender su absorción en el modelo de la nación francesa” (Carta de Marx a Engels el 20 de junio de 1866).

Lenin aclaró esta cuestión a los socialistas que trataban de oponer la lucha por el “socialismo puro” a la lucha nacional y a quienes despreciaban la independencia nacional y la soberanía. Lenin dijo:


“Imaginar que una revolución social es concebible sin las revueltas de las naciones pequeñas en las colonias y en Europa, sin los estallidos revolucionarios de un sector de la pequeña burguesía con todos sus prejuicios, sin el movimiento de la no consciente clase proletaria y masas semiproletarias contra la opresión de los terratenientes, la iglesia, la monarquía, las naciones extranjeras, etc. Imaginar esto significa repudiar la revolución. Sólo aquellos que imaginan que un ejército se plantará y dirá “Nosotros estamos por el socialismo” y en otro lugar un ejército dirá “Luchamos por el Imperialismo” y que esto será una revolución social, únicamente aquellos que mantengan una opinión tan ridículamente pedante, podrían vilipendiar la rebelión irlandesa llamándola un “golpe de Estado” (...) “Quien espere una “revolución social pura nunca vivirá para verla, esa persona defiende de boquilla la revolución, sin comprender qué es una revolución” (Lenin – Síntesis sobre la Discusión sobre la autodeterminación- 1916)


Nota del autor: Marx y Engels vieron en el cosmopolitismo un reflejo ideológico del capitalismo. Consideraban el capitalismo de mercado como intrínsecamente expansivo, quebrador de los límites del sistema del Estado-nación, como lo evidenciaba el hecho de que la producción y el consumo se habían adaptado a tierras lejanas.
Para Marx y Engels, la palabra ‘cosmopolita’ está ligada a los efectos de la globalización capitalista, incluyendo especialmente la ideología burguesa que legitima el ‘libre’ comercio en términos de libertad individual y beneficio mutuo, aunque este mismo orden capitalista sea la causa de la miseria de millones de personas, de hecho, la causa de la existencia misma del proletariado.

Nota: Robert Jones Derfel, “Gwladgarwch y Cymry” “El patriotismo de los galeses”

"Mae’r dyn sydd yn casau ac yn esgeuluso ei wlad a’i genedl yn unannhebyg iawn o fod yn caru dyn mewn unrhyw wlad arall. Os nad yw yn caru’r genedl y mae yn ei hadnabod,pa fodd y gall garu’r rhai sydd yn anadnabyddus iddo".
"El hombre que odia y descuida su tierra y su nación es poco probable que ame a la gente de cualquier otra tierra. Si no ama a la nación que conoce, cómo puede amar a aquellas de las que no sabe nada".

1 comentario:

pedro rodriguez dijo...

¨NO PINTES EL NACIONALISMO DE ROJO¨Lenin.

Es importante este comentario pues ayuda al debate y sobre todo a la práctica que todo lo cambia, la retórica sin práctica no sirve para nada y sí para hacer contrarrevolución pues por ideologías foráneas de teóricos charlatanes revisionistas y oportunistas más filantrópicos se distancian tergiversando la ciencia del proletariado para no asumir nada sobre la revolución comunista MLM principalmente maoísta pensamiento Gonzalo.

¨ Sin teoría ( ciencia MLM ) no hay práctica (revolución comunista -guerra popular) y practica sin Teoría va al despeñadero suicida ¨. Stalin.

La resistencia de los pueblos del mundo capitalista contra la opresión y explotación es permanente. Mientras existan las clases la lucha es permanente y es sobre esta contradicción existe el fermento de la revolución comunista violenta y como dialéctica, una contrarrevolución violenta para impedir cualquier liberación de los pueblo. Estamos plagados de estas experiencias unas con triunfos y otras con derrotas, pero como dice Marx:

¨Si hemos sido derrotados entonces, no tenemos nada más que hacer que empezar otra vez desde el principio¨.

Todas las manifestaciones de los titanes del comunismo se han referido al nacionalismo pero reconociendo, dentro de sus contradicciones, condiciones que hagan parte de la revolución comunista, que sean proceso de liberación y no el acomodo económico de ciertas clases con líderes a su servicio , ¿ dónde están las contribuciones a la revolución comunistas de estos nacionalismos?.
Esta refriega de ideas acerca de los nacionalismos sino están iluminadas por la ciencia del MLM no es mas que retórica que apunta a todo menos a la revolución comunista maoísta. Pensemos estos movimientos nacionalistas están dirigidos por elementos clase media o pequeño burgueses y sus primeras consignas son contra los imperialistas, si aprovecháramos estas contradicciones ( ¨TRANSFORMAR UNA COSA MALA EN BUENA ¨ Mao.) contra el poder burgués, ¿donde esta el partido maoísta militarizado sus líderes comunistas maoístas? Seguramente no están ahí siendo parte de la dirección y seguramente con una base de militantes menguada, lo que llevará y vendrá para los verdaderos comunista maoístas, represión, destierro y desapariciones por los nuevos amos de esos nacionalismos.

Gloria eterna al todo poderoso pensamiento Gonzalo!!!